El  2017 será el “Año del Desarrollo Agroforestal”, según se desprende del decreto  395-19 dado a conocer la tarde del jueves 29 de diciembre.

El objetivo de esta declaratoria  es fomentar la productividad de las tierras, así como mitigar los gases con efecto invernadero y proteger las cuencas hidrográficas.

El texto de la dispocisoon del Ejecutivo  precisa que se dará tratamiento especial al manejo sostenible de los bosques y recursos forestales y de igual forma se contrarrestará la deforestación a través de la explotación agropecuaria.

Apunta como prioritario  proveer fuentes de ingresos a las comunidades de las cuencas hidrográficas.

El numeral 2 del artículo 17 de la Constitución señala que es de interés social la reforestación del país y la conservación de los bosques, la renovación de los recursos forestales.

Mientras que el artículo 67 establece la prevención de la contaminación, la protección y mantenimiento del medio ambiente en provecho de las presentes y futuras generaciones.

Compartir
Artículo anteriorCapacidad de dialogo en el PLD
Artículo siguienteBalance del 2016