DISCURSO PRONUNCIADO POR EL
DR. REINALDO PARED PEREZ,
PRESIDENTE DEL SENADO Y DE LA
REUNION CONJUNTA DE LAS
CAMARAS CONGRESUALES,
CON MOTIVO DEL MENSAJE QUE DIRIGE EL
PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE LA
REPUBLICA, LIC. DANILO MEDINA SANCHEZ,
ACOMPAÑADO DE LAS MEMORIAS
DE LOS MINISTERIOS.-

Santo Domingo, D. N.
27 de Febrero de 2020.

Excelentísimo Señor
Presidente Constitucional de la República,

Lic. Danilo Medina Sánchez

Excelentísima Señora

Vicepresidenta Constitucional de la República,

Dra. Margarita Cedeño de Fernández

Distinguida Primera Dama de la República,

Licda. Cándida Montilla de Medina

Honorable Señor

Presidente del Tribunal Constitucional,

Dr. Milton Ray Guevara y demás

Magistrados

Honorable Señor

Presidente de la Cámara de Diputados

y Vicepresidente de la Reunión Conjunta,

Lic. Radhamés Camacho Cuevas

Honorable Señor Presidente

de la Suprema Corte de Justicia,

Dr. Luís Henry Molina y demás

Magistrados

Honorables Señores Secretarios y

Secretaria del Bufete Directivo

de la Reunión Conjunta

Su Eminencia Reverendísima,

Ghaleb Moussa Abdallah Bader,

Nuncio Apostólico de Su Santidad

Francisco y Decano del

Cuerpo Diplomático

Señores Miembros del Cuerpo

Diplomático, Consular y de los

Organismos Internacionales

acreditados en el país

Honorables Legisladores y

Legisladoras, integrantes de la

Reunión Conjunta

Honorable Señor Presidente

de la Junta Central Electoral,

Lic. Julio César Castaños Guzmán y

demás Miembros

Honorable Señor Presidente del

Tribunal Superior Electoral,

Lic. Román Jáquez y

demás Magistrados

Honorable Señor Presidente
de la Cámara de Cuentas de la

República Dominicana,

Dr. Hugo Francisco Alvarez Pérez y

demás Miembros

Honorable Señora Defensora del

Pueblo, Dra. Zoila Martínez

Guante

Ministros, Directores y Administradores Generales y

demás Autoridades Civiles y Militares

Invitados Especiales

Señoras y Señores

Pueblo dominicano:

Hoy se cumplen 176 años de la fundación de la República Dominicana como

país libre, soberano e independiente y desde entonces los nacidos en él, somos dominicanos o dominicanas y ello debido a la visión de un grupo de hombres y mujeres, que llevaban en su ser el germen del patriotismo y de amor por esta tierra.

Por esa razón y en ocasión de la trascendencia y de la magnitud de este día y de esta fecha, se agendan y llevan a cabo, una serie de actos y acontecimientos solemnes y formales de gran alcance institucional, de acuerdo a como ha venido siendo estipulado por las diversas constituciones que ha tenido el país y que es mantenido en nuestra actual Carta Magna.

El primero de esos actos marcadamente constitucional y por demás institucional a que hemos aludido en el párrafo precedente, lo constituye el hecho de que un día como el de hoy y, anualmente, las cámaras congresuales que integran el Poder Legislativo de la Nación, dan inicio a la Primera Legislatura Ordinaria del año, lo que aconteció a las nueve de la mañana de este día y previo al inicio de esta Reunión Conjunta de las Cámaras, tal y como lo establece de manera meridiana el artículo 89 de la Constitución, según el cual “Las cámaras se reunirán de forma ordinaria el 27 de febrero y el 16 de agosto de cada año, cada legislatura durará ciento cincuenta días. El Poder Ejecutivo podrá convocarlas de forma extraordinaria”.

El segundo de esos trascendentes y relevantes actos solemnes y de gran alcance constitucional, se está celebrando en este preciso momento, aquí y ahora, el cual quedó formalmente iniciado con la llegada del Señor Presidente de la República, el Lic. Danilo Medina Sánchez.

Ello así, porque el artículo 114 de nuestra Carta Magna expresa con claridad inequívoca, lo que se copia a continuación: “Es responsabilidad del Presidente de la República rendir cuentas anualmente, ante el Congreso Nacional, de la administración presupuestaria, financiera y de gestión ocurrida en el año anterior, según lo establece el artículo 128, numeral 2, literal f) de esta Constitución, acompañada de un mensaje explicativo de las proyecciones macroeconómicas y fiscales, los resultados económicos, financieros y sociales esperados y las principales prioridades que el gobierno se propone ejecutar dentro de la Ley de Presupuesto General del Estado aprobada para el año en curso”.

Igualmente y en consonancia con lo que precisa el artículo 121 de nuestra Ley Sustantiva, las cámaras congresuales deberán reunirse conjuntamente, para “Recibir el mensaje y la rendición de cuentas de la o el Presidente de la República y las memorias de los ministerios”.

Honorable Señor Presidente, apreciados congresistas, distinguidos invitados especiales, el Congreso Nacional de la República Dominicana viene siendo dirigido desde el año 2006, por bufetes integrados por legisladores y legisladoras del Partido de la Liberación Dominicana. Durante esos años, se han producido la aprobación de centenares de leyes, que modificaron otras tantas que, por su antigüedad, rayaban en la obsolescencia y ellas han contribuido a transformar, modernizar y actualizar gran parte del ordenamiento legal del Estado Dominicano y en las que es justo reconocer, la participación y contribución de congresistas de partidos de la oposición con representación congresual, sobre todo en aquellos casos que requerían de una votación especial o en la sanción de otras novedosas legislaciones.

A manera de ejemplo, tenemos la Ley 176-07 del Distrito Nacional y los municipios, que derogó las leyes 3455 y 3456 del año 1953; la Ley 423-06 de Presupuesto del Estado, que derogó la No. 531 del año 1969; la Ley No. 10-07 de la Contraloría General de la República y del Control Interno, que dejó sin efecto la 3894, del año 1954; la Ley No. 491-06 de Aviación Civil de la República Dominicana, que derogó la No. 505 del año 1969; la Ley No. 138-11 del Consejo Nacional de la Magistratura, que derogó la 132-11; la Ley No. 155-17 Contra el Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo, que derogó la 72-02 del año 2002; así como otras que no existían en el ámbito legal y que vinieron a llenar un vacío en ese sentido, como son, por ejemplo, la Ley No. 340-06 sobre Compras y Contrataciones Públicas; la Ley No. 28-11 del Consejo del Poder Judicial; la Ley No,. 29-11 del Tribunal Superior Electoral; la Ley No. 133-11 del Ministerio Público; la Ley No. 137-11 del Tribunal Constitucional y de los Procedimientos Constitucionales; la Ley No. 1-12 de Estrategia Nacional de Desarrollo 2030 y otras de mas reciente aprobación, como la Ley No. 33-18 de Partidos, Agrupaciones y Movimientos Políticos; la Ley No. 15-19 de Régimen Electoral; la Ley No. 45-20 de Garantías Mobiliarias; la Ley No. 46-20 de Transparencia y Revalorización Patrimonial y la Ley No. 47-20 de Alianzas Público Privada.

A todo ello debemos, agregar ya que no lo podemos obviar por la importancia y trascendencia que trajo consigo, la Constitución proclamada el 26 de enero del año 2010. Al momento de su proclamación, hicimos referencia a todo el proceso que conllevó la misma, previo a su sometimiento por el Poder Ejecutivo. Sin embargo no podemos dejar de decir, que para su conocimiento y aprobación fue consagrado todo el año 2009, lo que significó la celebración de 57 sesiones de la Asamblea Nacional, independientemente de las reuniones de trabajo de las diversas comisiones que se crearon con tal motivo.

Honorable Señor Presidente, colegas legisladores y legisladoras, invitados presentes, la participación nuestra en este día como Presidente de la Reunión Conjunta de las Cámaras o de la Asamblea Nacional es la última, ya que por aplicación de textos constitucionales, el Presidente del Senado es el Presidente de esos altos órganos legislativos antes citados.

Desde el 16 de agosto del año 2006, nos hemos desempeñado como Senador por la Ciudad Capital y en ese orden de ideas, hemos tenido el honor de presidir el Senado de la República Dominicana en los periodos comprendidos desde el 16 de agosto 2006 al 16 de agosto de 2014 y desde el 16 de agosto de 2016 hasta el 16 de agosto de 2020. Importa señalar, que desde el 16 de agosto de 2014 hasta el 16 de agosto de 2016, presidió el Senado alguien que nos ha acompañado en todas la funciones legislativas que hemos ejercido, la hermana, compañera y colega Cristina Lizardo, Senadora por la provincia de Santo Domingo y primera mujer en presidir y dirigir el Senado de la República.

En ese tiempo transcurrido desde el 16 de agosto del año 2006 hasta este día, el trabajo del Senado ha sido inmenso, intenso y extenso, gracias a la labor de los colegas de esos periodos y a toda la empleomanía de ese órgano. Veamos: Durante el Periodo de 4 años desde el 16 de agosto 2006 al 16 de agosto de 2010, el Senado conoció y aprobó 242 proyectos de leyes; para el periodo de 6 años, comprendidos desde el 16 de agosto de 2010 al 16 de agosto de 2016, conoció y aprobó 506 proyectos de leyes y desde el 16 de agosto de 2016 hasta el día de hoy, ha conocido y aprobado 277 proyectos de leyes. Todo ello, arroja una total de 1,025 proyectos de leyes conocidos y sancionados en esos años.

A lo dicho hay que sumarles, centenares de resoluciones que abarcan desde la ratificación de nombramientos diplomáticos, integrantes de la Junta Central Electoral, de la Cámara de Cuentas, de la Defensoría del Pueblo, de reconocimientos, y de los más diversos temas, incluyendo un juicio político, en el repetido transcurso de 14 años que harán el próximo 16 de agosto.

Por último, tenemos los contratos de transferencia de inmuebles entre el Estado y particulares. Al 16 de agosto del 2006, nos encontramos con más de 7 mil contratos de esta naturaleza pendiente de conocimiento y aprobación. Ante esa realidad, hicimos lo siguiente: Conocer en una primera fase aquellos de hasta 500 metros; en una segunda fase, de 501 hasta 1,000 metros y, en una tercera fase, de 1,001 metros en adelante. Agréguele a ésto, los contratos sometidos por el Poder Ejecutivo a partir del 16 de agosto de 2006. Resultados a la fecha: Nada pendiente.

Como les manifestamos más arriba: un trabajo inmenso, intenso y extenso, pero con la satisfacción del deber cumplido.

Honorable Señor Presidente, distinguidos legisladores y legisladoras, invitados e invitadas, al término de nuestras palabras de este día, no podemos dejar de referirnos a dos grandes compromisos que tiene el país próximamente: Las elecciones municipales, por una parte, y las elecciones congresuales y presidenciales, por otra parte. En ese sentido, será y es un deber de todo ciudadano y ciudadana, concurrir masivamente a ejercer su derecho al voto por los candidatos y candidatas de su preferencia, mientras que todo el país está a la espera, de que la Junta Central Electoral garantice y lleve a cabo, unos comicios libres, diáfanos y transparentes, que permitan y avalen no solo la legalidad, sino, también, la legitimidad de quienes resultaren electos.

Muchas Gracias.-

¡VIVAN LOS TRINITARIOS DE FEBRERO!

¡VIVA LA REPUBLICA DOMINICANA!