Senador Tommy Galán se pone a disposición de la justicia sin importar su inmunidad parlamentaria

El senador Tommy Galán, miembro del Comité Central del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), se puso disposición de la justicia para que su condición de legislador no sea un obstáculo en el proceso de arresto que pesa en su contra, tras su vinculación con los supuestos sobornos de la constructora Odebrecht.

Mediante una declaración que dirige al pueblo dominicano, el también presidente del PLD en la provincia San Cristóbal, defiende su inocencia y asegura que nunca, en el ejercicio de sus funciones como congresista, ha recibido sobornos ni de Odebrecht ni de ninguna otra empresa.

Declara Galán en el documento público que su moral y honestidad ha sido agraviada, lo que compromete la tranquilidad de su esposa, hijos, y del resto de su familia, de sus amigos y compañeros de la organización política a la que pertenece, el PLD, y lesiona también la imagen que, durante toda su vida, ha construido sirviendo al país.

Copiamos el texto de la declaración del Senador Tommy Galán:

AL PUEBLO DOMINICANO TODA LA VERDAD, SOLO LA VERDAD, NADA MAS QUE LA VERDAD

Por sus hechos los conoceréis. Así dijo Jesús para distinguir a los verdaderos de los falsos profetas, y es con esta frase bíblica que inicio esta comunicación a la nación, con el fin de fijar mi posición ante los HECHOS ocurridos en el día de ayer, en los cuales mi nombre ha sido relacionado al caso que tiene el Estado Dominicano contra los sobornos cometidos por la multinacional empresa de la construcción ODEBRECHT, popularmente conocido como el caso ODE-BRECHT, y solo a eso, a HECHOS, voy a referirme.

Yo, Tommy Galán, NUNCA, en mi ejercicio como congresista, he recibido soborno alguno por parte de la empresa ODEBRECHT, ni de ningún otro.

En cumplimiento a la ley que obliga a los funcionarios públicos a realizar una declaración jurada de sus bienes, reposa en la Cámara de Cuentas de la República Dominicana, la depositada por mí en fecha 16 de agosto del 2016, en la que cualquier persona o institución interesada, en este caso, el Ministerio Público, puede accesar a la información que detalla la naturaleza de los bienes que conforman mi patrimonio económico, así como las cuentas bancarias en las que se encuentran depositados dichos bienes.

El agravio a la moral y la honestidad al que he sido objeto, compromete gravemente la tranquilidad de mi esposa, mis hijos, de toda mi familia y de mis amigos y compañeros de la organización política a la que pertenezco, lesionando la imagen que a través de toda mi vida he construido al servicio del país, por convicción, nunca por necesidad.

Por esto, por esta vía y en este instante, declaro mi intención, de que siendo yo el más interesado en que se esclarezca la verdad, se llegue al fondo de los HECHOS mediante el proceso judicial en mi contra, poniéndome a disposición de la justicia, sin que las condiciones especiales por la naturaleza de mi cargo, sean un obstáculo, a fin de que la verdad me haga libre y que mi honor sea restablecido por el bien de mi familia, mío propio y del país.

Compartir
Artículo anteriorQue se cumpla debido proceso
Artículo siguienteEn defensa de Segura