El desempeño macroeconómico del país ha sido catalizado en gran medida por las medidas de flexibilización monetaria aplicadas por el Banco Central durante 2019, las que han contribuido a una recuperación de la actividad económica.

Luego que el desempeño de la actividad económica registrara una moderación hasta 3.7% en abril-junio, la economía dominicana reaccionó favorablemente a las medidas tomadas a partir del inicio de la segunda mitad de año, lo que ha incidido en el crecimiento de 4.6% en julio, 4.8% en agosto y 5.1% en septiembre para un promedio de 4.8% en tercer el trimestre.

Dentro de estas medidas se destacan la reducción de la tasa de política monetaria en 100 puntos básicos (de 5.50 % en mayo a 4.50 % en septiembre), a la vez que se aprobaron medidas no convencionales de flexibilización monetaria, particularmente la liberación de recursos del encaje legal por más de RD$34,364.8 millones, para ser canalizados por las entidades de intermediación financiera a los sectores productivos.

Hay que resaltar, por su impacto en el resto de la economía, el desempeño de las exportaciones de bienes producidos, las cuales registran un crecimiento de 2.2% de entre enero y octubre de este año, según el último informe elaborado por el Centro de Exportación e Importación (CEI-RD).

En tanto que, a escala interanual, es decir de octubre 2018 a igual mes de este año, el crecimiento fue de 8.1%, sustentado fundamentalmente por las comercializaciones de oro (11.9%) cigarros puros e instrumentos médicos (8%), disyuntores (7.1%), ferroníquel (4. 2%), y artículos de joyería (5.3%).

Compartir
Artículo anteriorManos a la obra
Artículo siguienteHumorada