Del 1 al 15 de julio de 2014

En la otrora zona norte de la ciudad capital, la también llamada parte alta, las gestiones de gobierno del Partido de la Liberación Dominicana son altamente valoradas, lo que se traduce en simpatías y militancia en el partido morado.

Así coinciden en destacar los representantes de cuatro de los bloques de Comités Intermedios que funcionan en lo que ahora se conoce como Circunscripción Electoral Numero Tres de la ciudad capital, la plaza con mayor número de electores del Distrito Nacional.

En entrevista para Vanguardia del Pueblo los compañeros Eusebio Acosta Martínez, del Bloque de Comités Intermedios Piki Lora en Villa Consuelo; Lourdes Espinal, del Bloque de Comités Intermedios Francis Caamaño; Rogelio Ramírez, del Bloque General Augusto César Sandino, y Miguel Sánchez Mercedes, de los Juana Saltitopa, destacan que la atención a esos barrios ha llevado a que pasaran de ser zona perredeísta a defensores permanentes del Partido de la Liberación Dominicana.

Transformación de los barrios

El inicio de los gobiernos del Partido de la Liberación Dominicana marcó el comienzo de un proceso de transformación en La Ciénaga, que cambió los polvorientos caminos internos por calles asfaltadas con aceras y contenes, señalizadas e iluminadas, con dispensarios para las atenciones clínicas, destacamento para la Policía Nacional, estación de bomberos; sin lugar a duda una situación de vida mucho más cómoda, que ha llevado a los nativos de allí a quedarse y querer su territorio.

Es lo que ha llevado a sus moradores a identificarse con el Partido de la Liberación Dominicana, destaca Rogelio Ramírez, quien nos recuerda que en el año 1996 en ese sector existía apenas un Comité de Base y hoy cuenta con más de doscientos.

En Villa Consuelo se produce una situación similar. Junto al arreglo de calles y del entorno en general se cuenta con importantes obras de infraestructura como el centro modelo de educación, Profesor Encarnación Nolasco en la avenida San Martín, las estaciones de la Segunda Línea del Metro, el nuevo mercado. “Son obras materiales, que sumadas al trabajo de los dirigentes nuestros, en contacto permanente con las comunidades, las juntas de vecinos etc. han reforzado las simpatías peledeístas”, declaró Eusebio Acosta Martínez.

De su lado Lourdes Espinal corroboró lo expresado por sus compañeros presidentes de Comités Intermedios y apuntó sobre el gran trabajo comunitario. Comprendió que en el trabajo en la comunidad estaba la base para el crecimiento político tanto del dirigente como del Partido.

Apoyada en su experiencia en el Plan de Seguridad Ciudadana, del cual es vocera general en esa parte de la ciudad, la compañera Lourdes dijo que incentivar a los dirigentes del PLD en esa zona para que se organicen en juntas de vecinos, en las iglesias, clubes, ha dado excelentes resultados.

“En momentos que el trabajo proselitista cesa, cuando no se está en campaña, nos mantenemos con el trabajo como junta de vecinos y entonces la comunidad nos reconoce en ese trabajo y también como dirigente del PLD”, apuntó la compañera Lourdes Espinal.

Significa que en el día a día son ellos los que van resolviendo los casos de las barriadas y eso contribuye a que se valore el trabajo del PLD, como entidad política.

Espinal exhorta a cultivar siempre la solidaridad, que ha sido una de las características principales de las y los peledeístas desde su fundación. “La gente aprecia y agradece cuando se le ayuda a resolver un problema por insignificante que resulte, y eso se devuelve en simpatías”.

Miguel Sánchez Mercedes, por su parte, apunta también que el impulso de las gestiones del PLD en el entono de los barrios bajo la responsabilidad política del Bloque de Comités Intermedios Juana Saltitopa ha contribuido grandemente al caudal de simpatías de los moradores de dichos sectores hacia el Partido morado, quienes también observan el impulso de los gobiernos peledeístas a la economía en general.

Compromisos partidarios

Sánchez Mercedes da fe de que los Comités Intermedios del Bloque Juana Saltitopa, que proviene del Augusto César Sandino, tienen una vida orgánica sin interrupciones. “Nos reunimos siempre” en nuestro local, que justo se encuentra en la calle Juana Saltitopa.

Reconoce que aunque organismos integrantes de su bloque de Comités Intermedios se reúnen de manera periódica, en el Partido debe superarse la debilidad de que muchos otros no se reúnen.

Eusebio Acosta Martínez, del Comité Intermedio Piki Lora, atestigua también que esa estructura se reúne periódicamente y realiza sus actividades.

En la calle Juan Pablo Pina está el local y destaca que todos los martes a las seis de la tarde la dirección se reúne y analiza la situación de la comunidad y el país en sentido general.

Aunque se identifica con la “sincerizacion” del padrón de miembros general del Partido y con el proceso de multiplicación de los Comités Intermedios, explica que el Intermedio que preside no lo requiere, porque la cantidad de Comités de Base que tiene se ajusta a la normativa que se aprobó en el VIII Congreso Ordinario Comandante Norge Botello.

Considera que en la Secretaría de Organización se de debe ser más efectivo en los controles, porque en el padrón no se registran las movilidades como el traslado de los compañeros de un sitio a otro, los fallecimientos y evento por evento se baja un padrón de miembros sin que se les corrijan los defectos.

¿Por qué no podemos resolver el problema del padrón”, se preguntó Sánchez apuntando que defectos como dislocamientos, datos incompletos, tienen que resolverse. Es un asunto vital, dijo.

Se identifica con la auditoría al padrón, pero con la participación de los presidentes de los Comités Intermedios y sus direcciones.

Plantea que los documentos aprobados en el VIII Congreso Comandante Norge Botello deben ser bajados a los intermedios para que sus conclusiones se apliquen.

Lourdes Espinal agradece que Vanguardia del Pueblo haya puesto el tema del funcionamiento de los locales del Partido, porque le permite hablar con sinceridad y recordar que muchos locales de comités intermedios en la capital y en provincias han desparecido porque se hace difícil su mantenimiento.

Cree que eso debe ser un tema que conozca la dirección nacional del Partido, porque tiene que operar algún tipo de fórmula que ayude a mantener los locales, los alquileres y pago de agua, luz, teléfono, Internet y otros servicios indispensables en la vida moderna.

De ocho Comités del Bloque Caamaño el único que tiene local es el Intermedio que ella preside y lo comparte con las demás direcciones medias.

“Aprovechamos la oportunidad para sugerir un levantamiento de los Intermedios, determinar cuáles tienen o no locales, porque el Partido debe buscar una salida a esa situación”, apuntó la compañera Espinal en su entrevista.

Se identifica en gran medida con la auditoría del padrón para conocer cuántos somos. Es lo que más conviene al Partido, dijo.

Rogelio Ramírez recurre a los cambios constantes de la vida misma para explicar su identificación con la “sincerización” del padrón de miembros, proceso mediante el cual se registren los cambios y movilidad de los últimos años.

Afirma que como presidente de un Comité Intermedio sabe quiénes han ido a votar en procesos internos, quién no responde a una convocatoria y con quién o quiénes se puede contar para los trabajos políticos y electorales. Por todo eso creo que no es difícil saber a ciencia cierta cuántos somos.

“No es una tarea difícil, tampoco debemos temer a que se presenten casos ante el Tribunal Superior Electoral porque el que se fue del Partido o falleció no tiene fundamento alguno para reclamar”, dijo Ramírez.

Sobre el mantenimiento de los locales, considera que se hace necesaria una línea en materia de las finanzas en razón de que a la militancia “no se le obliga a nadie”.

“Soy peledeísta porque quiero, entonces debo cumplir con lo que se les exige a los miembros”, significó apuntando que las cotizaciones son parte de las obligaciones de los miembros.

Explica que miembros y militantes tienen que entender que el Partido depende de sus integrantes.

Miguel Sánchez Mercedes es un tanto suspicaz con el proceso de multiplicación de los comités intermedios; en ese sentido, refiere la primera experiencia de la multiplicación masiva de organismos del PLD, realizada en el año 2001.

Recordó que en ese entonces dijo que multiplicar por tres el Intermedio donde provenía era exagerado, sugiriendo que se hiciera por dos. “Y el tiempo nos dio la razón, compañeros”, comentó Sánchez.

Da fe de que en términos electorales la multiplicación ha funcionado, porque se tienen más personas y organismos para realizar los trabajos, lo que no ha sucedido en el orden orgánico.

“Una cosa son los números que se colocan en los papeles y otra la realidad”, declaró Sánchez al advertir sobre un proceso de multiplicación basado en los números de las listas de miembros.

En ese sentido está de acuerdo que se sincerice el padrón de miembros para saber cuántos y quiénes somos y evitar hacer las cosas con debilidades.

El PLD es el mayoritario

Los entrevistados en este diálogo abierto por Vanguardia del Pueblo reiteran que en la Circunscripción Número 3 del Distrito Nacional el PLD es la principal fuerza política.

Eso que presentan las estadísticas electorales, con un PLD con menor cantidad de votos no se ha dado en esta parte de la capital, reafirman.

En el caso de Villa Consuelo, Eusebio Acosta Martínez lo niega rotundamente. Refiere que es conocido que dirigentes de los partidos políticos aliados se acercan a los votantes y les expresan que votar por ellos es igual que si lo hicieran por el PLD, lo que motiva el trasiego de votos.

Lourdes Espinal destacó que en la zona de los Comités Intermedios Caamaño el PLD tiene un voto duro, no obstante en las elecciones el nivel de participación se ha ido reduciendo, tendencia que debemos detener, comentó.

Rogelio Ramírez hizo mención de un debate con el presidente de uno de los partidos aliados a quien le llamó la atención porque iba a La Ciénega a sonsacar los votantes peledeístas.

“Es una persona que ha sido crítica del Partido y en algunos casos del gobierno, pero que acude a la base del PLD buscando los votos que le den sentido a la alianza”, criticó.

Miguel Sánchez recurre a los datos electorales y a su larga militancia para afirmar que en el área de influencia del Bloque de Comités Intermedios Juana Saltitopa el PLD ha ido en ascenso constante.

“En las elecciones de los años 2008, 2010 y 2012 el PLD en nuestra zona no ha perdido, de partido a partido, una sola mesa”, cerró con mucho orgullo el compañero Sánchez sus explicaciones.

Vanguardia del Pueblo seguirá con estos diálogos con representante de los Comités Intermedios para saber de ellos sus experiencias, abriendo también un espacio para canalizar sus inquietudes. En esta misma edición el encuentro con el Bloque de Comités Intermedios Omar Torrijos en la Circunscripción Número 1 del Distrito Nacional.