El historiador, abogado y dirigente político, Euclides Gutiérrez Félix, miembro del Comité Político del Partido de la Liberación Dominicana, aseguró que la conducta como escritor, patriota, líder y maestro, convirtieron a Juan Bosch en un símbolo y una bandera de la dignidad nacional.

Gutiérrez Félix emitió las consideraciones ante cientos de estudiantes interesados en conocer la historia  del Golpe de Estado a Juan Bosch, 53 años después, que asistieron a la Biblioteca Nacional Pedro Henríquez Ureña para escuchar el testimonio sobre este acontecimiento en la propia voz de algunos de sus protagonistas.

imageEl miembro fundador del PLD expresó que su conducta y ejemplo debe ser seguido por las generaciones presentes y futuras de su patria y de todas las naciones hispanoamericana. “Juan Bosch murió siendo el presidente moral de la República Dominicana”., reiterò.

Antes de las 6:00 de la tarde del pasado viernes, hora de inicio de la actividad, ya el Auditorio Profesor Juan Bosch se encontraba repleto de jóvenes, tanto en la primera planta como en la segunda. Había personas hasta en los pasillos.

El coloquio Golpe de Estado a Juan Bosch, 53 años después, organizado por  el Instituto de Estudios Sociales y Políticos Eugenio María de Hostos, inició con las palabras de Diómedes Núñez Polanco, director de la Biblioteca Nacional Pedro Henríquez Ureña.

En su exposición, Núñez Polanco se refirió a la llegada al país del profesor Juan Bosch, al discurso y la campaña política de Bosch y el PRD, el uso de los medios de comunicación, especialmente la radio, y la Constitución de 1963.

A seguidas, el moderador Luis Simó presentó a Andrés Blanco Fernández, fundador del 14 de Junio, quién habló de Juan Bosch, en calidad de profesor del Instituto de Formación Política de Costa Rica, donde asistió junto a otros dominicanos.

Blanco Fernández destacó el gran conocimiento que tenía Bosch de la política dominicana y latinoamericana y de la sociedad. Enfatizó sobre la pulcritud y la ética en el manejo de la cosa pública en los siete meses de gobierno del profesor Juan Bosch.

Arlette Fernández, viuda del coronel Rafael Fernández Domínguez, conversó acerca de la relación que existió entre Juan Bosch y el militar.

Resaltó el valor y la responsabilidad que tenían, así como su apego a la democracia y las libertades del pueblo dominicano.

El coronel Lorenzo Sención Silverio habló de sus vivencias personales con el profesor Juan Bosch y el papel que le tocó desempeñar tanto en el gobierno de Bosch, como al lado de Fernández Dominguez.

“Quiero decirle a la juventud que defiendan su patria y su bandera, que somos un pueblo libre y seguiremos siendo libre”, dijo conmovido Sención Silverio, ante un contundente aplauso de pie del público.

Franklin Domínguez, quien fuera director de Información, Cultura y Diversión en el gobierno del profesor Juan Bosch, se refirió a las funciones propias del cargo.

Comentó que Bosch estaba interesado  en extender la cultura a nivel nacional, creando centros culturales en todas las provincias del país.

Señaló que su obra “Se busca un hombre honesto” sobre el expresidente de la República tiene 45 años.

El historiador Eliades Acosta Matos hizo referencia a todas las técnicas mediáticas y manipulaciones que fueron empleadas en la campaña y en el gobierno contra Juan Bosch.

Compartir
Artículo anteriorEl golpe a Bosch. Una vergüenza histórica
Artículo siguienteUn nefasto suceso