El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reiteró hoy su voluntad de terminar para siempre con la corrupción en el país y dar a conocer al pueblo como se gobernaba mal antes.
Con tal motivo, el mandatario trasladó su conferencia de prensa matutina habitualmente en el Palacio Nacional, al hangar presidencial en el aeropuerto capitalino para mostrar el costoso y lujoso avión comprado por el expresidente Enrique Peña Nieto, el cual está en proceso de venta.
El mandatario explicó que durante todo el período neoliberal por más de 32 años, se le dio la espalda al pueblo humilde y los altos funcionarios vivían colmados de privilegios, y atenciones, era un gobierno de ricos con un pueblo pobre y eso lo refleja el avión.
Dijo que esa fue la forma de gobierno durante el período neoliberal, su distintivo, y la compra de ese enorme y lujoso aparato fue un insulto al pueblo mexicano. Todo esto lo tenemos que estar subrayando porque hay quienes quieren regresar a esa etapa, aspiran a que continúe la corrupción, los privilegios, algo que es característico de la oposición conservadora. Reiteró que su compromiso es desterrar la corrupción del país y ya se avanza en ese propósito; se acaban los lujos y el derroche de los dineros del pueblo y se destinará ese ahorro a la gente que lo necesita.
Expresó que el avión es un ejemplo de los excesos que se cometieron, se iban a terminar de pagar por este avión cerca de siete mil millones de pesos (320 millones de dólares), más el costo de mantenimiento y viajes al año de alrededor de 150 millones de pesos (seis mil 800 dólares).
Solamente el hangar costó casi mil millones de pesos (46 millones de dólares) para guardar el avión, y con el nuevo aeropuerto lo iban a desmantelar.