José Ramón Peralta, quien es el ministro administrativo de la Presidencia,  solicitó  al grupo Iniciativa por la Institucionalidad Democrática de la República Dominicana, que agrupa el Consejo Nacional de la Empresa Privada y otras organizaciones sociales, que desvincule al Poder Ejecutivo de la  discusión para conformar la Junta Central Electoral ,  en vista de que las funciones de ese poder del Estado son  otras, conforme lo establece la Constitución de la República.

Consideró que la intervención del Ejecutivo debilitaría la institucionalidad en un país en el que está establecida claramente la separación e independencia de los poderes públicos.

El funcionario reaccionó  de esa manera ante preguntas de periodistas que lo abordaron en el Palacio Nacional en relación a la petición que hace Iniciativa por la Institucionalidad Democrática en el sentido de que el  Congreso Nacional, en procura de restablecer el diálogo político, se prolongue por el tiempo que sea necesario el proceso de selección para los miembros a la Junta Central Electoral (JCE), la Cámara de Cuentas (CC) y  el Tribunal Superior Electoral (TSE), “este último cuya elección corresponde al Consejo Nacional de la Magistratura”.

Dijo que le causa mucha extrañeza la actitud de sectores del empresariado, de la sociedad civil y de los partidos políticos de la oposición plantear  que se vulnere  la Constitución de la República, “actuando con incoherencias porque para ellos es buena para algunas cosas, pero mala para otros”.

“Quiero aprovechar la oportunidad para pedir que de esta discusión se saque al Poder Ejecutivo, ya que sus funciones, de acuerdo a la Constitución de la República, son otras. No importa lo que digan sectores del empresario, de la sociedad civil y de los partidos de la oposición, el Gobierno va apostar a la institucionalidad democrática”, expresó.

Compartir
Artículo anteriorComprometidos con el progreso
Artículo siguientePalos a ciega