Si República Dominicana es un puente para las drogas, Estados Unidos es una avenida de diez  carriles para esa droga.

De  manera enfática asi contestó el  presidente Danilo Medina las  preguntas de los periodistas que cubren el Palacio Nacional  tras recibir las cartas  credenciales de seis nuevos embajadores.

Le preguntaron sobre declaraciones del embajador James W. Brewster, quien  había dicho que la corrupción en el país puede alejar las inversiones.

“Pero, ¿cuál corrupción?  Se preguntó el jefe de Estado para a seguidas comentar:” Es que hablar en términos genéricos siempre es peligroso”.

Volvió a presentar interrogantes a los periodistas que le abordaron: “¿Cuál es la corrupción?”, reiteró el Presidente. “¿Dónde están los escándalos de corrupción que dicen del Estado dominicano?”. “A mí me gustaría, y se lo he pedido a ellos, que si tienen casos concretos que los presenten”, enfatizó.

Fue en ese instante del puente paso a la amplia avenida, dando seguimiento al símil vial usado en el desarrollo del tema:  “Porque se habla de que República Dominicana es un puente de drogas. Pero si vamos a eso, los Estados Unidos es una avenida de diez  carriles de destino para esa misma droga”.

Sobre la solicitud presentada al Congreso para   sustituir por valores de deuda pública, el contrato de préstamo con el Banco de Desarrollo de Brasil ( BNDES)  para construir la Central Termoeléctrica en Punta Catalina, Bani, provincia Peravia, dijo que cuando se hizo el financiamiento  fueron aprobados dos créditos.

Indicó que se establecía que por cada dólar del BNDES de Brasil, el pool de bancos italianos erogaba uno también.

Manifestó entonces  que con la problemática que se presentó en Brasil no hubo desembolso del crédito.“Para nosotros poder tener acceso al financiamiento de Italia, teníamos que buscar recursos”, precisó.

Explicó que por eso, el país debía aportar recursos para que Italia lo hiciera también.

“Ha llegado el momento de que nosotros no podemos seguir esperando”, afirmó.

El Presidente dijo que es necesario terminar Punta Catalina. Y, en ese sentido, se ha hecho una petición al Congreso Nacional. Se ha pedido que este crédito que está aprobado, sea sustituido por una emisión de bonos. “Incluso por una cantidad menor de la que está aprobada”, refirió.

Fue solicitada la autorización para pedir 600 millones de dólares, cuando el crédito aprobado es de 664.

“Nosotros queremos terminar Catalina el año que viene. Por muchas razones”, manifestó Danilo Medina.

Para detener la sangría

Aseguró que con Catalina “va a parar la sangría de tantos recursos para subsidiar el sistema eléctrico”.

Fue enfático al explicar que no se está incrementando la deuda. Solo se está cambiando una fuente de deuda por otra.

“En vez de tener la fuente de Brasil, lo vamos a sustituir por esta fuente del mercado financiero internacional”.

Danilo Medina recordó que había dicho que el Gobierno no quiere quedarse con la totalidad de Catalina.

“Y estamos dispuestos a hacer una venta de acciones en cantidad minoritaria, para tener un socio minoritario”.

Señaló que se prevé que por un tiempo determinado Catalina juegue un papel prioritario en el sector eléctrico. De igual modo, que el Gobierno se quede con un 51% de las acciones.

Zona de los archivos adjuntos