Carnaval dominicano

Por: María Hernández  | La violencia ha penetrado hasta en la cultura en la República Dominicana en actividades tan importantes y recreativas como el carnaval, en diferentes provincias que se caracterizan por celebrar estas fiestas en grande como La Vega y Santiago.

Los medios de comunicación y las redes sociales se han hecho eco de los hechos de sangre que se han producido en esos carnavales que han dejado víctimas inocentes como el niño de 12 años que fue salvajemente asesinado de varios disparos en Santiago y las peleas en el carnaval de La Vega que dejó fuera de esa celebración a uno se los coloridos grupos que dejaron como resultado a varias personas heridas.

Desde hace unos años el carnaval se celebra a parte de las conmemoraciones patrias que por años se celebraban juntos, lo que le ha quitado un poco de formalidad y de seguridad al evento cultural.

Es grato ver a profesionales de diversas áreas disfrazarse para el carnaval como es el caso reciente de la experta en Asuntos Municipales, Francis Jorge quien desde hace mucho tiempo disfruta para estas épocas de engalanar más su figura bajo los hermosos atuendos de carnaval.

Hemos visto diferentes personalidades ofrecer la otra cara de su perfil bajo las plumas, espejitos, cachos, vejigas, campanas y otros objetos que suelen tener los costosos trajes de carnaval.

El tema de carnaval ha sido motivo de muchas canciones que recientemente recogió en un especial programa: Música, Letras y Notas, que produce Héctor Olivo y que este fin de semana contiene canciones como: Pipí en Carnaval, del cantautor Roldan, Baila en Las Calles de Sonia Silvestre, Tema Carnaval de Maridalia Hernández, Gagá y Califé de Víctor Tolentino y su coro, Vamos pa la Calle de Johnny Ventura y Ramón Orlando, Baila en la Calle de Fernándo Villalona, entre otros.

Dentro de los disfraces que más llaman la atención en el carnaval dominicano están los Diablos Cojuelos, Los Tiznaos, La Muerte, Muñecas Sin Rostro, Califé, Muñecas de Trapo, Los Indios Los Monos de Simonico, de enfermeras, de médicos y otros.

El Carnaval de La Vega es uno de los más importantes y famosos de nuestro país y atrae a miles de visitantes cada año para esta fecha. Inició en el año 1520, ocasión en que los residentes se disfrazaban de Musulmanes y de cristianos, pero fue desde 1947 que se comenzó a hacer una tradición en todo el pueblo de La Vega. En enero de 1977 la Cámara de Diputados reconoció el Carnaval Vegano como Patrimonio Folclórico de la Nación, como se resalta en el portal conectate.com.do

El Carnaval Vegano en este 2023 presentó durante los fines de semana del mes de febrero un atractivo evento de tipo cultural y artístico en La Vega con más de 140 grupos de carnaval, más de 96 cuevas y 30 variados personajes que finalizaban con la salida de los diablos cojuelos, según se destaca en los medios.

El Carnaval de Santiago tuvo su origen en el año 1975 con las fiestas en honor de San Santiago, para Corpus Christi y también para la Carnestolenda. Muchos de los carnavales provenían de las colonias españolas, en la isla.

La historia remonta el Carnaval de Santiago al año 1867, un año después de la Restauración de la República, con una serie de personajes muy pintorescos los cuales se han mantenido por generaciones y otros se han perdido o se han olvidado. En este carnaval se destacan Los Lechones, Roba la Gallina, que fue representado por mucho tiempo por el desaparecido Raudy Torres, Muñeco de Trapo, Nicolás Den Den y otros. El pasado mes de febrero, la alcaldía de Santiago celebró por varios días el tradicional carnaval.

Otro carnaval muy importante es el de Bonao, con su personaje más representativo «El Macarao», que tiene rostro de animal. Bonao tiene 58 grupos y comparsas dentro de los que se encuentran Roba la Gallina, Los Indios, Las Vacas, Los Embarraos, Los Dragones, Los Leones, Los Chinos de Bonao y Los Mineros de la Falconbridge.

En San Pedro de Macorís tenemos el Carnaval de Los Guloyas con grupos de actores danzantes y músicos que recuerdan la cultura de los trabajadores de origen africano que llegaron al país desde las Islas Inglesas del Caribe los cuales fueron traídos a trabajar en muchas plantaciones de caña a finales del siglo XIX y a principios del siglo XX.

En el municipio de Haina, en la provincia de San Cristóbal, sus organizadores anuncian el regreso del Carnaval JHaina tras dos años de pausa.

Para el veterano experto en temas culturales de nuestro folclor, Dagoberto Tejeda, el carnaval dominicano se ha criollizado y en él se resalta la fecha de celebración, los temas, los personajes y su protagonismo en términos de clases sociales en el que gana terreno la categoría popular, de contenido patriótico, manifestación cultural, democracia y expresión de identidad nacional, como lo resalta en su intervención el pasado año en el periódico Acento.com.

Recientemente fue muy criticado el hecho de que uno de los grupos participantes en el Carnaval Vegano llevara el nombre de «Los Corruptos», el cual fue sancionado por propiciar desorden en la presentación del carnaval.

«El Gagá que para muchos no es más que “un baile carnavalesco” (2) de origen haitiano, en realidad es una manifestación sincrética de la cultura africana y europea, de la Dominicana y la Haitiana, convertida desde hace tiempo en culto religioso dentro de las ricas manifestaciones de la cultura dominicana», publica en un trabajo periodístico el portal acento.com.do.

La realidad es que el Gagá, es un elemento que se ha introducido en el carnaval dominicano y que ha cobrado mayor presencia en los últimos años por la gran cantidad de ciudadanos de Haití que residen legal e ilegalmente en la República Dominicana.