Omsa casi se incendia

Por: María Hernández | Un día muy normal como cualquier otro para Dulce que encontró en la amabilidad de un chofer de autobús público el tiempo propicio para llegar temprano a su trabajo porque el conductor accedió a pararse antes de la parada siguiente para montar a la dama a medio camino.

Todo ocurrió de manera normal en ese vehículo, pero en otro de la misma institución del transporte, de la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses(OMSA), ya en horas de la tarde sucedió algo de película que por suerte no terminó en una tragedia que dejara heridos o lesionados graves.

El autobús en marcha, bastante cargado de pasajeros, produjo un estruendoso ruido que dejó medio sordo a un pasajero que esperaba coger esa guagua que se detuvo en la parada que está frente a la bomba que está ubicada próximo al hospital Doctor Darío Contreras, de oeste a este en la autopista Las Américas.

El caos se apoderó de los usuarios del autobús, de los denominados gusanos, cuando algo cerca de las gomas explotó e hizo disparar las alarmas que provocaron el pánico en los pasajeros, muchos de los cuales, los que estaban en los asientos de alante, hombres, saltaron por las ventanas, mientras otros salieron atropelladamente por la última puerta que abrió el conductor.

Las sirenas de la guagua no dejaban de sonar lo que agitaba más los ánimos de los que iban saliendo. Tardaron cerca de media hora para esperar otro autobús y se subieron por la puerta trasera para no tener que pagar.

El servicio de la OMSA ha mermado en algunas zonas donde en la actualidad solo operan autobuses privados como en la Charles de Gaulle, Winston Churchill y Núñez de Cáceres.

La crítica de los ciudadanos ha sido continua, a través de los medios de comunicación y redes sociales donde exigen que el corredor de la avenida Charles de Gaulle sea ampliado hasta el Hipódromo V Centenario, como se realizaba anteriormente, en vista de que los autobuses privados pasan por el lugar y recorren toda la Marginal de Las Américas, vacías, porque solo recogen los pasajeros en la terminal que se encuentra en el puente Juan Carlos.

El desplazamiento de los autobuses de la OMSA se ha tornado más lento por las pocas guaguas que tienen y otras unidades han sido utilizadas para ofrecer servicio a instituciones públicas, algo que nunca debió suceder.

En noviembre del 2020, la OMSA contaba con 360 autobuses en operación, distribuidos de la siguiente forma: (330) unidades en Santo Domingo, (6) en Barahona y (24), en Santiago, según se publicó en su portal omsa.gob.do.

La ciudadanía espera una mejoría en el servicio masivo de transporte vial con la implementación de nuevos autobuses que puedan llegan a zonas cercanas a la capital en regiones como el municipio de Haina, que podría hacer un transfer con las guaguas Corredor Independencia que culminan su recorrido en el kilómetro 13 de la Sánchez a solo unos minutos de Haina, como lo han hecho con los corredores que llegan a Ciudad Juan Bosch.