¡Seamos un buen ejemplo!

La vitalidad del Partido de la Liberación Dominicana y su condición de cantera de líderes se pusieron de manifiesto los días 27, 28, 29 y 30 de junio, ocasión en la que  alrededor de siete mil militantes y dirigentes de la organización oficializaron con su inscripción el interés por alguna de las candidaturas por las que votarán los peledeístas en las elecciones internas de cara a las elecciones municipales, congresuales y presidenciales que se realizarán el año próximo.

El proceso de inscripción se desarrolló en todo el país en orden y un ambiente festivo y de respeto. No se reportó ningún incidente. Los compañeros  y las compañeras acudieron a los lugares en que operaron las comisiones electorales. Allí presentaron las documentaciones que previamente se les había solicitado y de inmediato procedieron a llenar el formulario de inscripción.

Desde la Casa Nacional del Partido la Comisión Nacional Electoral (CNE) dio seguimiento al proceso mediante comunicación permanente con los coordinadores de las comisiones locales.

Procede ahora verificar el cumplimiento de los requisitos dispuestos por la propia CNE y las formalidades exigidas por la ley, entre las que figura la de que los inscriptos estén registrados en el padrón de la Junta Central Electoral como residentes en la jurisdicción en que decidieron inscribirse.

También deberá cumplirse con la declaración por parte de la CNE del inicio formal de la campaña interna en los términos que dispone la legislación electoral, así como la solución del requisito de que en cada nivel en que se participará como precandidato debe figurar una cantidad determinada de aspirantes. Esto en los casos en que la cantidad de inscriptos supere la permitida.

Con la inscripción de los precandidatos se inicia el proceso eleccionario interno, y por la forma en que acaba de desarrollarse y el número de participantes podemos asegurar que concluirá de manera exitosa.

A partir de ahora el Partido de la Liberación Dominicana estará en las calles en el rostro de cada precandidato y en los de los compañeros que se identifiquen con sus ofertas electorales y se movilicen con ellos. Esto no puede olvidarse en ningún momento, sobre todo porque en este proceso se votará con el padrón de la Junta Central Electoral. El pueblo dominicano verá en cada precandidato al Partido y lo calificará —al Partido— por el comportamiento y el nivel de sus planteamientos —de los precandidatos—.

Esta es una fiesta de la democracia, y debe gozarse en orden. Seamos ejemplo, un buen ejemplo, de lo que ha sido, es y seguirá siendo el mayor aporte político hecho por el profesor Juan Bosch al pueblo dominicano, al que denominó su obra maestra: el Partido de la Liberación Dominicana.