Declaración Alianza Opositora Rescate RD

A LA OPINIÓN PÚBLICA NACIONAL
AL PUEBLO DOMINICANO

Los órganos de dirección de los partidos políticos que integran la Alianza Opositora Rescate
RD, junto a sus candidatos y candidatas congresuales tenemos a bien compartir al país la
siguiente declaración:
¡Pueblo dominicano!
Hoy acudimos al llamado de la historia y de la patria. Nuestro país y nuestra democracia se
encuentran en un momento crítico. Por eso se requiere de unidad para evitar que el
desgobierno de Luis Abinader y del PRM nos conduzca al caos, al retroceso y al deterioro de
nuestra institucionalidad democrática.
La mayor prueba de que el presidente y sus funcionarios no tienen límites, ni escrúpulos, lo
constituye lo ocurrido en las elecciones municipales del 18 de febrero pasado. Nunca antes
en nuestra historia habíamos presenciado una operación tan burda y escandalosa del uso
abusivo de los recursos del Estado para torcer la voluntad popular. Eso provocó que hasta la
propia Organización de Estados Americanos (OEA) lo dejara plasmado, de manera muy
clara, en su informe de observación de ese proceso electoral.
El oficialismo desplegó una operación espuria de compra masiva de votos. Utilizaron el
dinero proveniente del erario público y de otras fuentes, para doblegar voluntades e inducir
una abstención electoral récord, que en las grandes demarcaciones sobrepasó el 60 %.
Además, llegaron al absurdo extremo de comprar candidatos de los partidos de oposición
hasta 24 horas antes de las elecciones.
Sin embargo, a pesar de todo el esfuerzo desplegado por el gobierno, no lograron concitar
más que el 22 % de los electores, ya que el 78 % votó en contra del PRM o se abstuvo.
La desesperación del oficialismo por evitar la derrota de la reelección en mayo, le ha llevado
a incrementar su ofensiva de compra masiva de alcaldes, directores, regidores y vocales

2
electos y no electos, en el pasado proceso, así como actuales senadores, diputados, candidatos
y dirigentes opositores.
También, han intensificado el uso y abuso de los recursos del Estado disfrazado de nuevos
programas sociales, de otorgamiento de pensiones especiales, aumento desmedido de la
publicidad y de la nómina estatal.
A esto se suma la descarada y peligrosa maniobra del gobierno de querer asfixiar los partidos
políticos de oposición negándoles el otorgamiento del 0.5 % de los recursos públicos que les
corresponden como lo establece el artículo 224 de la Ley 20-23 de Régimen Electoral.
En el día de hoy, la Segunda Sala del Tribunal Superior Administrativo (TSA) ha emitido una
preocupante decisión que busca refrendar la arbitraria e ilegal retención de los fondos de los
partidos políticos que el artículo 224 de la Ley 20-23 sobre Régimen Electoral establece que
deben ser entregados en un año electoral. Además, esta sentencia vulnera derechos
fundamentales, como los de participación política y libertad de asociación consagrados,
respectivamente, en los artículos 216 y 47 de nuestra carta magna.
En tal virtud, desde la Alianza Rescate RD manifestamos nuestro más rotundo rechazo a esta
decisión, por considerarla injusta, antidemocrática y violatoria de preceptos constitucionales.
Instamos al gobierno del presidente Abinader a que cumpla con el mandato del artículo 224
de la Ley de Régimen Electoral y con las dos comunicaciones del pleno de la Junta Central
Electoral en las que se exige la entrega de estos recursos a los partidos políticos.
Del mismo modo, en su ambición desmedida de poder, han llegado al peligroso extremo de
haber promovido, en base al engaño y el ocultamiento, la alevosa aprobación de la Ley 1-24.
Esa ley convierte al DNI en un servicio de inteligencia, similar al de la dictadura trujillista,
pero con las herramientas del siglo XXI.
Estas acciones, más allá de retratar la intención de imponer el proyecto reeleccionista a
cualquier precio, desvelan los reales propósitos del presidente y sus aliados: desarticular el
sistema de partidos de la República Dominicana, con lo cual peligra la democracia y la
libertad que tanto han costado a nuestra nación.

3
Por eso queremos alertar a la sociedad acerca de la peligrosa deriva autoritaria,
antidemocrática e intolerante que está tomando este Gobierno. Eso llega, incluso, a amenazar
el régimen de libertades ciudadanas establecidas en nuestra Constitución.
Desde la Alianza Opositora Rescate RD queremos dejar claro ante el país que trabajamos con
tesón para construir una mayoría social y electoral histórica, que será promotora de un rumbo
distinto para la nación dominicana, que juega limpio y sabrá defender la voluntad popular
expresada en las urnas, en el terreno de la ley y en el marco del Estado democrático y de
derecho que reconoce nuestra Constitución.
Hacemos un llamado a la Junta Central Electoral para que aplique rigurosamente la ley,
normas y reglamentos electorales en todos sus ámbitos. Para que haga valer su autoridad
como órgano rector, principal responsable de organizar y conducir las elecciones
presidenciales y congresuales de mayo con transparencia, pulcritud y equidad.
Reconocemos que la Junta Central Electoral ha respondido algunos de los reclamos
provenientes de los partidos de oposición y la sociedad para garantizar una competencia
equilibrada.
No obstante, requerimos que el conjunto de demandas plasmadas en el Pliego de Garantías
Electorales que depositamos en el órgano electoral sea acogido y puesto en práctica. Esto así
para garantizar la integridad de las elecciones presidenciales y congresuales del mes de mayo.
Dominicanos y dominicanas:
Nuestro pueblo no soporta el alto costo de una comida cara que no puede comprar, que sufre
cada día ante el temor de ser atacado por los delincuentes. Que el narcotráfico se adueña de
nuestras calles, que ya no aguanta los constantes apagones con una factura cada vez más cara.
Que se irrita ante los tapones que desbordan nuestras ciudades, sin soluciones viales por parte
del gobierno.
Un pueblo que padece y se escandaliza por el alto endeudamiento sin control, sin
explicaciones ni resultados. Por el dispendioso gasto corriente, junto a la más baja inversión
pública de toda nuestra historia. Sobre todo, pierde la fe en el futuro, fruto de la indolencia
del gobierno que intenta engañarnos vendiendo un fantasioso relato que dista mucho de la
penosa realidad que golpea a toda la población.

4
Pero, más aún, cuando observa el profundo retroceso que experimentan sectores tan
importantes para el pueblo dominicano y el desarrollo nacional, como son la salud y la
educación.
En temas sensibles para la población, el gobierno no ha observado el principio de continuidad
de Estado que debe prevalecer en una buena administración. Por ejemplo, entre otros casos,
podemos citar el caso de la cárcel de Las Parras, la terminal de autobuses de Las Américas, la
terminación de escuelas y hospitales. Esto ha generado tragedias, muertes y daños
económicos al país.
Mención aparte merece la errática e incoherente política exterior con respecto al delicado,
sensible y peligroso tema haitiano.
Ese es el caso de decisiones adoptadas que han puesto en peligro al sector productivo
nacional y al comercio en la zona fronteriza, llevando a muchos a la quiebra.
En la crisis de Haití, el presidente presenta cada día al pueblo dominicano posiciones
ambiguas y contradictorias con el único propósito de buscar beneficios para su proyecto
reeleccionista.
Asume posiciones públicas en el país y otras a puertas cerradas con la comunidad
internacional, las cuales resultan lesivas a nuestros intereses nacionales.
Además de incapaz e improvisador, tenemos un gobierno que miente, manipula y simula de
forma inescrupulosa y descarada. La mayor evidencia son los numerosos escándalos de
corrupción que tienen lugar en esta administración. No hay una sola institución del gobierno
central en la que durante este cuatrienio no se haya destapado al menos un caso de
licitaciones amañadas, nepotismo, desvío de recursos, prevaricación, acoso y un sinnúmero
de violaciones a la ética y la transparencia que tanto predican el presidente y sus funcionarios,
pero que no practican.
Porque la verdad es que el presidente y sus funcionarios dicen ser transparentes y no lo son.
Dicen ser honestos y tampoco lo son, todo lo cual nos hace recordar la frase de Peña Gómez
cuando se refería a los moralistas de hojalata.

5
Los dominicanos que sufrimos la incapacidad manifiesta del gobierno y su demostrada
vocación por la mentira, la simulación y el engaño, tenemos algo muy claro: ¡La propuesta de
cambio del actual presidente, fracasó!
Señoras y Señores:
El liderazgo de la Fuerza del Pueblo, del Partido Revolucionario Dominicano y del Partido de
la Liberación Dominicana tiene plena consciencia del deterioro y retroceso que padece la
nación y que afecta a nuestra gente.
En consecuencia, ratificamos nuestro compromiso de rescatar al país y reiteramos el acuerdo
establecido de que cada partido acuda con su candidato presidencial y vicepresidencial a la
primera vuelta y luego respaldar a quien de nosotros clasifique a la segunda vuelta electoral.
Esto así, con la finalidad de ganar y realizar juntos un gobierno compartido que procure el
bienestar del pueblo dominicano y que reivindique el estado social de derecho de la
República Dominicana.
Hemos construido esta alianza con la voluntad y el propósito de trabajar juntos por el
bienestar de nuestra gente ante el desastre de la actual gestión de gobierno y su fracasada
propuesta de cambio. Sobre todo, convencidos de que nuestros candidatos encarnan la gran
oportunidad del pueblo dominicano para dejar atrás el caos, la mentira, la improvisación y el
peligro de sucumbir como nación ante la incapacidad que representan el partido de gobierno
y sus funcionarios.
En este sentido, ante los desafíos anteriormente descritos que afronta nuestro país y
anteponiendo el interés nacional por encima de legítimos intereses partidarios y particulares,
manifestamos hoy aquí, nuestro total e irrestricto apoyo a todos los candidatos y candidatas
de esta gran alianza, con el propósito de ganar e impulsar juntos una agenda común de
amplias transformaciones para la República Dominicana, con nuestra firme voluntad y
decisión de preservar la democracia y el Estado de derecho.
Esta es la apuesta de una sociedad que reclama respeto por las instituciones, eficiencia en los
servicios, transparencia en el manejo de los recursos públicos y certidumbre para impulsar en
forma sostenida el desarrollo con equidad que el país demanda y merece.

6
Igualmente, este es el fruto de una militancia de base en cada uno de nuestros partidos
decidida a afrontar, junto a su liderazgo, el patriótico reto de desalojar del Palacio Nacional a
la gran estafa que ha resultado ser el PRM en el gobierno.
Con la finalidad de enrumbar al país por un camino distinto, lleno de esperanza, de progreso
y bienestar para toda la familia dominicana.
Compañeras y compañeros peledeístas, perredeístas y pueblistas:
Pueblo dominicano:
Ante la evidente intención del Gobierno de socavar el sistema de partidos y nuestra
democracia e instaurar un sistema hegemónico de partido único en el país, acudiendo a todo
tipo de acciones, algunas hasta desprovistas de moral y ética, hemos decidido tomarnos de la
mano y unir voluntades para trabajar juntos por una República Dominicana próspera, fuerte,
justa y solidaria.
Tenemos un adversario dispuesto hasta lo inimaginable con tal de lograr sus oscuros
propósitos; por tal razón, es nuestra responsabilidad enfrentar juntos, con todas nuestras
fuerzas, estos despropósitos para lograr que tengamos un proceso electoral con equidad y
transparencia en favor de la democracia.
Si fuimos capaces de derrotar a la tiranía e instaurar la libertad y la democracia en la
República Dominicana. Si logramos grandes conquistas sociales, políticas y económicas en
favor de nuestro pueblo. Estamos convencidos de que juntos ganaremos las próximas
elecciones con el compromiso de gobernar juntos y gobernar bien para beneficio del pueblo
dominicano.
En esta recta final hacia las elecciones presidenciales y congresuales del próximo 19 de
mayo, con el soporte y apoyo de los presidentes de nuestros partidos PLD, PRD y FP, y con
la calidad de sus respectivos candidatos presidenciales, inspirados en los ideales de
democracia, libertad y patriotismo de nuestros líderes históricos, el profesor Juan Bosch y el
doctor José Francisco Peña Gómez, a partir de hoy, iniciamos una acción conjunta por todo el
territorio nacional apoyando e impulsando a los candidatos de la Alianza Opositora Rescate
RD.

7
Por consiguiente, convocamos a los dominicanos y dominicanas a que todos acudan a votar
masivamente en esta encrucijada histórica que vive nuestra nación. Voten en favor de
nuestras propuestas de gobierno para que construyamos juntos una mayoría social y política
que inicie un nuevo capítulo en nuestra historia que detenga el hambre, la pobreza, la
desigualdad, el retroceso y la inseguridad ciudadana.
Así que, compañeras y compañeros, les exhortó a continuar trabajando con voluntad, fe,
esperanza, coraje y determinación para conquistar el favor mayoritario del pueblo
dominicano.
Esta declaración conjunta, con la vibrante y comprometida presencia aquí del vigoroso
liderazgo opositor, FP, PRD y PLD, ratifica, con toda certeza, que los días de este nefasto
gobierno, están contados, porque de que se van, se van.
¡Rescatemos nuestro país!
¡Que viva la República Dominicana!
¡Que Dios bendiga a nuestro pueblo!
¡Muchas gracias!