1- PLD: Origen y Trayectoria Institucional

El Partido de la Liberación Dominicana (PLD) fue fundado en el 1973 como una negación del Partido Revolucionario Dominicano (PRD). El propósito de su fundador y líder histórico, el Profesor Juan Bosch, fue construir una organización que tuviera como objetivo dar continuidad a la obra del patricio Juan Pablo Duarte, resumida en lograr una patria libre, soberana e independiente, en la cual imperase la justicia social y el respeto a la dignidad humana.

La motivación del Profesor Bosch al abandonar PRD fue crear una organización de liberación nacional, para completar la obra iniciada por los Padres de la Patria en 1844. Maestro de la política, el líder consigue imprimir a las estructuras del nuevo partido características nunca vistas en América: Disciplina, principios, unificación de criterios y vocación de servicio, que fueron creando conciencia en su militancia, y que al mismo tiempo asimilaba y hacía suyos los problemas de la población dominicana, solidarizándose con los de naciones similares en todo el mundo.

Desde su Congreso Constitutivo, honrado con el nombre de Juan Pablo Duarte, el Partido de la Liberación Dominicana ha celebrado otros siete congresos estatutarios:

1978 (Napier Díaz González), 1982 (Nin Diplán), 1987 (Jaime Vargas), 1991 (Félix Servio Ducoudray y Miguel Soto), 1994 (Enmanuel Espinal), en 2001, que se honró con el nombre del líder fundador Profesor Juan Bosch (quien falleció el primero de noviembre de 2001 a la edad de 92 años), y en el 2004 el VII Congreso Ordinario Doctor Rafael Kasse Acta.

Desde el principio, el PLD definió su Congreso Nacional como el más alto organismo de dirección, con las atribuciones de establecer la teoría, revisar los estatutos y fijar sus principios, y líneas generales (orgánicas y políticas) que orienten la participación partidaria en los planos nacional e internacional.

2- El PLD de Hoy

Es una fuerza histórica enraizada en el sistema democrático dominicano, que tiene bien claras sus responsabilidades con el presente y el futuro del país.

Su VI Congreso, dedicado a su mentor y líder histórico, Profesor Juan Bosch, celebrado en el 2001, marcó la pauta para una nueva estructura que, de cuadros y militantes, pasó a ser una organización abierta de masas y electoral, realizando así los cambios y transformaciones ajustados a las circunstancias.

Dicho Congreso ratificó el compromiso histórico con los principios patrióticos, con la vocación de servicio al país, con la lucha contra las desigualdades sociales, contra toda forma de discriminación y con una sociedad auténticamente democrática.

Es el Partido de la Liberación Dominicana la única organización que en los procesos electorales recientes ha mantenido su fortaleza y solidez destacándose hoy por hoy como la principal fuerza política del país.

Ha logrado el PLD desarrollar un proceso de transformación estructural y de transición política acorde con las nuevas circunstancias mundiales.

Se diría más tarde que si el sistema de partidos políticos se mantuvo, a pesar de la crisis que algunos vaticinaban, fue porque el PLD demostró que no todo estaba perdido y que el pueblo dominicano contaba todavía con una organización poderosa y confiable para canalizar sus inquietudes y enfrentar los problemas que le afectan.

El crecimiento del PLD, expresado en las urnas, no es fortuito, sino la resultante de una conducta vinculada a las aspiraciones de las grandes mayorías nacionales, que quieren ver consolidado el encausamiento cimentado en el período 1996-2000, retomado en el 2004 y en el 2008.

En la consecución de ese anhelo, la vocación de servicio y la experiencia de dos anteriores gestiónes y lo que llevamos de la presente , están a disposición del pueblo, con el que estamos comprometidos para el funcionamiento eficaz y eficiente de las instituciones públicas y de la economía.

3- Trayectoria Electoral

Desde sus inicios, el PLD se diferenció de los demás partidos por su organización, disciplina y los valores éticos y morales en la forma de hacer política, que promovían su líder histórico y sus dirigentes. Fue concebido como un partido nuevo en América, y constituido, consolidado y desarrollado como tal.

A pesar de que fue fundado en el 1973 no fue hasta 1978 cuando el PLD participó por primera vez en un proceso electoral; a partir de entonces ha desarrollado una carrera electoral exitosa que lo llevó en primeras etapas a romper con el bipartidismo que mantenían el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), dominantes hasta entonces. Hoy por hoy es la principal organización política de la República Dominicana, con una matrícula superior al millón de miembros.

En la actualidad el Partido de la Liberación Dominicana cuenta con el apoyo de más del 54 % de la población, según los datos finales de las elecciones de mayo del 2008 .

En su primera experiencia electoral (1978) el PLD obtuvo penas 18 mil votos; pero cuatro años más tarde (1982) multiplica por diez su propia cifra, al obtener 182,000 sufragios, de un total de 1, 830,000 votos emitidos entonces, para un porcentaje de 9% .

Ya para 1986 duplica su influencia electoral, pasando de un 9 % a un 18%, cuando logra el apoyo de 387, 881 votantes.

Para 1990, con la experiencia de tres procesos anteriores, el PLD obtiene la mayor cantidad de votos entre los partidos contendientes en el certamen electoral de ese año, al ser favorecido por 653,272 dominicanos y dominicanas, de un total de 1, 934,500 que acudieron a las urnas.

En el año 1994, el PLD baja drásticamente su nivel anterior de votación, y alcanza sólo el 13 % de los votos en las elecciones presidenciales. Ese proceso electoral derivó en una crisis política que tuvo como resultado la celebración de elecciones dos años después, y el establecimiento constitucional de la doble vuelta electoral, que establece que para que un candidato a la Presidencia de la República sea ganador en la primera vuelta la fuerza o coalición de fuerzas que lo postula debe alcanzar por lo menos el 50 por ciento más un voto del total de sufragios válidos.

Después de haber jugado un papel estelar en la solución de la crisis post electoral de 1994, el PLD presenta, por primera vez, al doctor Leonel Fernández como candidato presidencial, y en la primera vuelta de las elecciones de las elecciones generales del año 1996 obtiene 1,130,523 votos.

En la segunda ronda electoral de las mismas elecciones, celebrada 45 días después, el PLD y el doctor Leonel Fernández, que se enfrentaban al PRD y al doctor José Francisco Peña Gómez, alcanzan el triunfo, con 1,466,382 votos válidos.

Para el año 1998 el país estrena otra reforma electoral salida de la misma crisis post electoral de 1994, y se celebran elecciones congresuales y municipales, a medio término de las presidenciales; en esa ocasión el PLD obtuvo 654,713 votos, con lo que mejoró su presencia en el Congreso Nacional, tanto en la Cámara Baja, donde paso de 12 a 42 diputados; como el Senado de la República, donde aumentó de uno a cuatro senadores.

Para el año 2000, el PLD llevó como candidato al Lic. Danilo Medina, y obtuvo 1, 996,923 votos de un total de 3, 236,236. Esa votación de consolidación, posicionaba ya al PLD como la segunda fuerza política de influencia en la República Dominicana.

En las elecciones del 2002, congresuales y municipales, el PLD se repuso de las elecciones del 2000, logrando resonantes triunfos, al ganar la Sindicatura y la Senaduría del Distrito Nacional, las plazas más importantes en términos electorales, más de 40 diputados y el control de otros cinco gobiernos locales (municipales).

En el 2004, el Partido de la Liberación Dominicana y aliados, en la boleta electoral integrada por el Doctor Leonel Fernández, candidato presidencial y Doctor Rafael Alburquerque, candidato vice presidencial obtiene la cifra record de 2 millones 63 mil 861 votos para un 57.11%, tal y como lo destaca la Junta Central Electoral.

En los comicios de medio término del 2006 el Partido de la Liberación Dominicana reconfirma su condición de principal fuerza política del país obteniendo mayoría absoluta en el Senado y la Cámara de Diputados y una mayoría de sindicaturas en los municipios del país.

Los resultados para el Partido de la Liberación Dominicana y aliados en las elecciones del 2008 son de 2 millones 199 mil 734 votos validos para un total de 53.83 % ganador indiscutible en la primera vuelta de las elecciones efectuadas el 16 de mayo de ese año. Solo el PLD alcanzó Un millón, 836 mil 468 votos validos.

4- Síntesis Declaración de Principios del PLD*

Desde su fundación el PLD surge con el declarado propósito de completar la obra patriótica que iniciaron los Trinitarios y Restauradores, en el sentido de lograr una patria independiente en la que impere la justicia social y el respeto a la dignidad humana.

Se define como organización Progresista, Popular y Moderna.

El PLD Es una respuesta a la realidad económica, social y política de Republica Dominicana .Su organización responde a un esquema original que lleva a su mentor y guía, Profesor Juan Bosch a calificarlo como Partido Único en América Latina.

Está comprometido a honrar la historia del país y las grandes luchas del pueblo dominicano y la humanidad, liberando a nuestros semejantes que viven en la pobreza abyecta y deshumanizante , para hacer posible el derecho al desarrollo y al abrigo de sus necesidades.

El PLD es abanderado y portavoz de los intereses generales de los ciudadanos que aspiran a una sociedad basada en los valores de libertad, tolerancia, justicia y progreso. No debe, en modo alguno, representar intereses particulares o grupales que entren en contradicción con el proyecto colectivo.

Está comprometido a crear espacios de participación adecuado a las mujeres, para que juntos a los hombres contribuyan a la creación de las bases de una sociedad más justa y equitativa, y abrir oportunidades a los jóvenes con miras a incorporar sangre nueva que revitalice la organización y haga posible el relevo generacional en forma gradual.

Estimula el debate interno abierto pues ello permite la aportación de ideas y nuevas perspectivas que enriquecen la organización.

En el ejercicio de posiciones públicas electivas o designadas, los peledeístas deben actuar en base a estrictos criterios de responsabilidad, eficiencia, transparencia, austeridad, apoyo a la legalidad y comportamiento escrupuloso en el uso de los recursos públicos.

Considera el PLD que el Estado no debe estar opuesto, sino que camina al lado del mercado, promoviendo junto al sector privado y la sociedad civil, los cambios que el país necesita para hacer frente a los retos del presente y del futuro.

El PLD promueve el afianzamiento de los valores nacionales, con miras a concretar una identidad cultural nacional dominicana.

Se identifica con un Estado Democrático Social de Derecho, que vele y garantice la plena vigencia de las garantías ciudadana a través del perfeccionamiento del régimen de administración, de justicia y la afirmación de los valores democráticos.

El PLD rechaza categóricamente el narcotráfico, el terrorismo, el tráfico de personas, así como todos tipos de prácticas corruptas y viciosas.

El PLD reafirma su determinación de hacer valer y respetar la soberanía del Estado Dominicano y de todos los pueblos del mundo.

· Tomado de la Declaración de Principios aprobada en VII Congreso Ordinario Doctor Rafael Kasse Acta

5- Artículos Estatutos del PLD*

ARTICULO 1– El Partido de la Liberación Dominicana es una organización política de naturaleza progresista, cuyo objetivo es luchar por el fortalecimiento de la democracia, la libertad, la justicia social, la modernidad, el progreso, la equidad de género, la protección del medio ambiente, la solidaridad, la paz y la defensa de la identidad nacional.

ARTÍCULO 2– El Partido de la Liberación Dominicana tiene su principal domicilio en la ciudad de Santo Domingo, Distrito Nacional, Capital de la República Dominicana y establecimientos en todo el territorio del país y en el exterior, a través de sus diversas instancias y organismos.

ARTÍCULO 3– El lema del Partido de la Liberación Dominicana es “Servir al Partido para Servir al Pueblo” y deberá aparecer en todos sus impresos, documentos y publicaciones. Asimismo deberá pronunciarse, con el puño derecho levantado, a la apertura y al cierre de cualquier actividad oficial y solemne de cualesquiera de los organismos del Partido.

ARTÍCULO 4– El Partido de la Liberación Dominicana es también conocido por las siglas PLD, siendo su distintivo una bandera de color morado, en forma triangular, con una estrella amarilla de cinco puntas colocadas en el ángulo superior. La bandera oficial será única e inalterable, sin propaganda de candidatos. En todos los documentos oficiales del Partido deberá aparecer la estrella a la izquierda y la efigie con el rostro de Juan Bosch a la derecha.

ARTÍCULO 5– El Partido de la Liberación Dominicana sustenta su funcionamiento orgánico basado en los siguientes principios:

a)- la unidad del Partido es una condición fundamental de su existencia y quien atente contra ella atenta contra el Partido y será sancionado;

b)- el respeto a los métodos de trabajo, junto al conocimiento y promoción de los objetivos estratégicos y tácticos del Partido, es la base de la disciplina consciente de los miembros así como de la mística y la unidad del Partido;

c)- el Partido se estructura apegado al predominio de la mayoría democrática y del respeto a la minoría, que regula su vida interna y constituye al condición esencial de su cohesión ideológica y su unidad de acción;

d)- todos los miembros deben observar la disciplina partidaria y la minoría se subordina a la mayoría. El Partido reconoce y garantiza los derechos de todos sus miembros y de los organismos inferiores a expresar sus posiciones a los interno de la organización. Las decisiones de los organismos superiores son de obligatorio cumplimiento por parte de los inferiores, sean políticas, orgánicas y/o disciplinarias, y éstas podrán ser impugnadas conforme al Reglamento y disposiciones disciplinarias;

e)- las directivas de los organismos son elegidas a partir de una evaluación objetiva de la calidad política de sus miembros. El Partido, sus organismos y sus órganos, operan sobre la base de garantizar la dirección continuada y la renovación periódica de sus integrantes;

f)- los organismos, órganos y miembros del Partido deben rendir cuentas periódicas y sistemáticas antes quienes los eligieron o designaron;

g)- los mandatos otorgados a organismo, órganos y dirigentes podrán ser revocado cuando violen los principios, los métodos de trabajo y las disposiciones del Partido;

h)- los organismos y órganos del Partido deben funcionar sobre el fundamento de la dirección colectiva y de la división social del trabajo, la responsabilidad individual y la racionalización y especialización del trabajo político;

i)- la consulta a las bases se considera como un mecanismo de participación de todo el Partido en la elaboración de la línea política organizativa y programática, así como en la elaboración y aplicación de los planes de trabajo;

j)- el método fundamental para el tratamiento de las divergencias es la Unificación de Criterios, junto al análisis de sus posibles causas metodológicas y la educación de sus miembros.

ARTÍCULO 6- El Bochismo constituye la teoría oficial del Partido, entendida como un conjunto de principios, interpretaciones de acontecimientos históricos, sociológicos, políticos e ideológicos, métodos y lineamientos organizativos, desarrollados y explicados en la obra política del Profesor Juan Bosch, así como su ejemplar vida patriótica e intelectual…..

· Tomado de los Estatutos aprobados en VII Congreso Ordinario Doctor Rafael Kasse Acta.