Económicas

En medio de los temores a un freno en la economía de Estados Unidos, la Reserva Federal (Fed, en la jerga financiera) decidió mantener la velocidad del ajuste en su política monetaria y subió su tasa de interés de referencia en 75 puntos básicos con una luz de alerta sobre el futuro de la economía: dijo que los últimos indicadores de consumo y producción se habían “suavizado”. Pero el presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo que el país no estaba en recesión.

La nueva decisión de la Fed llevó la tasa de interés al rango del 2,25-2,5%, el mismo nivel que tenía a fines de 2018 y el más alto desde principios de 2008, antes del azote de la crisis financiera global.