Renovación no solo significa personas nuevas

Lidio Cadet: “La gente sabe de los aportes del PLD para consolidar la democracia en República Dominicana”

Lidio Cadet, miembro del Comité Político del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), reiteró su denuncia sobre los aprestos de que los enemigos de esa organización insisten destruir el Partido, objetivo que no lograrán, porque el pueblo sabe el significado de la organización en el proceso democrático del país.

«Estamos viviendo un momento en el que gente buena, bien intencionada, está preocupada porque los enemigos quieren destruirnos, pero hay gente que sabe lo que ha significado el PLD en el proceso democrático del país y por vía de consecuencia lo valora como una entidad política que ha aportado a democracia de la República Dominicana», aseguró.

Recordó que el PLD llegó al poder en 1996. En 1990, de partido a partido, el PLD ganó las elecciones, siendo un partido de cuadros y es la calidad las nos llevó al poder. Juan Bosch siempre prioriza la calidad. Él decía que no importa que fuéramos pocos, si teníamos calidad», comentó.

Destacó que el presidente Danilo Medina había decidido en el IX Congreso, cuando aceptó ser presidente, que solo lo haría hasta el X Congreso en la presidencia del PLD, por un período de cuatro años.

Señaló Cadet que Danilo no renunció a la presidencia del PLD porque se perdieron las elecciones sino porque ya lo tenía decidido.

Al responder preguntas del periodista Gregory Caimares sobre, cuál es la renovación que debe surgir del X Congreso de junio destacó que la palabra renovación no solo significa personas nuevas.

«Hay gente que piensa que renovación significa simplemente la sustitución de un conjunto de dirigentes por otro conjunto de dirigentes y una auténtica renovación implica, como dicen, sangre nueva, también con experiencia porque la juventud es una etapa de la vida de mucha energía, vigor, proactividad, pero tiene que combinarse con la experiencia porque en un partido político no es bueno improvisar», sostuvo.

Recordó que luego de ser un partido de cuadros se convirtió en un partido de masas, se olvidó de la reunión orgánica, cada uno actuaba por su lado y casi no se reunían, pero en el caso de que el partido siga siendo un partido de islas, ni este ni ningún otro partido tiene futuro, porque un problema importante es la institucionalización de los partidos políticos.

«Hay que volver a Bosch, que estableció el método del centralismo democrático, la unificación de criterios, la disciplina consciente, la mística partidaria. Era un partido de organismos», explicó.

Expresó que si el Congreso vuelca su mirada hacia los valores que Juan Bosch integró al partido prosperará.

También adelantó que es posible que el Comité Político y el Comité Central se reduzcan a partir del próximo X Congreso, según se habló en el Comité Político, pero que debe ser el Congreso que lo confirme.