El jurista Ramón Antonio Veras al recurrir a las garantías institucionales de las y los ciudadanos, reclamó de las autoridades una explicación al Alcalde Abel Martínez por la incursión atropellante en la Oficina Política de este en la ciudad de los Caballeros.

Veras levantó su voz “para que se respeten las prerrogativas inherentes a la persona de Abel Atahualpa Martínez” en un artículo que publicamos

El Alcalde Abel, merece una explicación

Por: Ramón Antonio Veras.

1.- En una sociedad humana supuestamente civilizada, organizada bajo un Estado de derecho, cada miembro de la comunidad debe tener sus libertades y derechos debidamente garantizados.

2.- Abel Martínez Durán, como ser humano, ciudadano y por su investidura, merece que se le dé respuesta de las actuaciones en un inmueble ligado a él, por la fiscalía y los servicios encargados de investigar los ilícitos vinculados con la Ley 50-88, sobre drogas ilegales.

3.- No es cuestión de que las ejecuciones del Alcalde Abel, al frente de la alcaldía agraden o no a determinados sectores políticos y sociales. Lo que debe preocuparnos es que el ciudadano Abel, como cualquier otro, tiene legítimo derecho a tener garantías institucionales.

4.- La coherencia impone proceder en forma consecuente. Levantar la voz para que se respeten las prerrogativas inherentes a la persona de Abel Atahualpa Martínez Durán, es tener calidad mañana para censurar cualquier otro atropello, sin tomar en cuenta condición política, ubicación social o criterio ideológico.

Compartir
Artículo anteriorActualidad Pandemia COVID-19
Artículo siguientePanel de Formación Política