Nuevamente bancada diputados del PLD se retira de sesión

Diputados del PLD reclaman el cese de inmediato del acoso político y judicial contra esa organización

La bancada del Partido de la Liberación Dominicana abandonó por segunda ocasión la sesión de la Cámara de Diputados en rechazo a la represión del gobierno contra del PLD y algunos de sus dirigentes

La justificación del vocero del bloque de diputados del PLD, Juan Julio Campos, para retirarse del hemiciclo es que el gobierno estaría jugando a debilitar al PLD, al sistema de Partidos y por ende a la democracia

En ese sentido, tras exponer sus razones, el vocero llamó a sus compañeros a retirarse en señal de protesta por los hechos en contra de su organización.

Texto de lo expuesto por el vocero de los diputados y diputadas del PLD Juan Julio Campos

El Bloque de Diputados del Partido de la Liberación Dominicana se dirige a ustedes hoy con un profundo pesar y preocupación por la situación política que estamos viviendo en nuestro país. Somos víctimas de una creciente represión por parte del gobierno contra el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y muchos de sus dirigentes.

Esta represión política, promovida por el Gobierno de Luis Abinader, es una afrenta a la democracia que pone en peligro al sistema de partidos políticos en nuestro país.

Su expresión más concreta son los ataques de elementos de la Policía Nacional al local principal del PLD con bombas lacrimógenas el día 26 de marzo recién pasado.

Este tipo de acciones son intolerables en una sociedad democrática y constitucional. La libertad de reunión y la libertad de asociación son derechos fundamentales de todo ciudadano, y el gobierno tiene la responsabilidad de proteger y garantizar estos derechos. Sin embargo, en lugar de proteger estos derechos, el gobierno está socavando la democracia y creando un ambiente de miedo y represión.

La represión política que estamos presenciando no solo es una violación de los derechos humanos, sino que también amenaza la estabilidad política y social de nuestro país. La democracia es un sistema frágil que requiere el respeto y la protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales para funcionar de manera efectiva.

Esta situación, creada por el Gobierno de Luis Abinader mediante las acciones que viene desarrollando el Ministerio Público, no solo es injusta e inaceptable, sino que también tiene consecuencias graves para nuestro país. La represión política sólo puede generar un clima de inestabilidad y polarización que puede desembocar en la violencia y el caos.

Denunciamos ante este hemiciclo que el gobierno que encabeza Luis Abinader ha estado utilizando el Ministerio Público con el propósito de destruir al Partido de la Liberación Dominicana. Se ha puesto en marcha un proceso de judicialización de todos los actos del gobierno pasado, procurando destruir la imagen de nuestra organización. El objetivo resulta claro: se trata de deslegitimar al PLD para procurar por la vía judicial hacer viable la reelección del Presidente Abinader.

Mediante la judicialización de los actos del gobierno pasado, vía el Ministerio Público, el presidente Abinader se está sirviendo de ese órgano para ejecutar su línea política y pretender anular al Partido de la Liberación Dominicana.

Estamos viendo cómo las investigaciones judiciales están siendo instrumentalizadas para tomar decisiones de carácter netamente político y discrecional en contra del PLD. El Ministerio Público, para favorecer al gobierno, ha hecho del expediente un arma y ha transformado la justicia en la continuación de la política por otros medios.

Lamentamos que las visitas de los presidentes que asistieron a la Cumbre fueran testigo del maltrato recibido al principal partido de oposición.

Exigimos que el gobierno de Luis Abinader cese de inmediato el acoso político y judicial que tiene contra el PLD, que se dedique a enfrentar los problemas fundamentales del país. Los dominicanos esperan que el gobierno resuelva el alto costo de la vida, el incremento de la delincuencia, el desorden del tránsito, los problemas de la educación, los problemas de la salud.