Propuestas de Mejoras de los Servicios Públicos 

Por: Carlos Manzano | Para nadie es un secreto el nivel de deterioro que han venido
mostrando la mayoría de los servicios públicos que se prestan en las
instituciones del Estado. No han sido pocas las voces que se han
manifestado en ese sentido.

No se trata ya sólo de las más que reiteradas quejas por los
tormentosos apagones y los aumentos en la tarifa eléctrica, el
desayuno escolar, o el colapso de los servicios hospitalarios que se
producen con más frecuencia que lo que podrían explicar los miles de
ciudadanos afectados, que ven su salud agravada cada día, sin que
por parte de los responsables se vislumbren soluciones. 

Sólo hay que ir a cualquier institución pública del Poder
Ejecutivo para percatarse en verdad de lo precario que se ofrecen
gran parte de los servicios públicos, y de los inconvenientes y
vicisitudes por los que hay que pasar para obtener un servicio por
más sencillo que sea.

Las deficiencias en los 12 servicios públicos mencionados por el
periódico Listín Diario, en su publicación del pasado 21/6/2023, son
tan sólo una muestra de las decenas de servicios públicos, que se han
visto impactados en los últimos meses.

A continuación, se mencionan algunas acciones, consideradas
transversales, que resultan indispensables ejecutar a los fines de
procurar mejoras en los servicios que se prestan desde el Estado, a
saber:

1.   Desarrollar herramientas innovadoras que tiendan a reducir el
alto nivel de burocratización (papeleo) de los servicios públicos,
caracterizado por exceso de trámite, poco uso de la tecnología,
exceso de cargas en los procesos, personal inoperante, entre
otros.
 
2.    Optimizar el uso de las plataformas digitales en las
instituciones públicas, a fin de que la ciudadanía obtenga de
manera virtual toda la información que necesita o tramitar la
solicitud o solucionar el problema que le aqueja.
 

3.   Llevar a cabo una jornada amplia de simplificación de trámites
en las instituciones públicas, insertando mejoras en los procesos
que les dan sustento.
 
4.   Capacitar y actualizar, de manera continua, al personal que
opera en puestos claves de la administración pública, que
requieren personal calificado y con las competencias necesarias.
 
5.    Retomar la realización de encuestas de satisfacción ciudadana
por las distintas vías que puedan ser implementadas, de manera
tal que el ciudadano pueda expresar sus opiniones y ser
escuchado.
 
6.    Promover el uso de los modelos de gestión de calidad en las
instituciones de la administración pública, que garanticen
servicios que satisfagan las necesidades y expectativas del
ciudadano.
 
7.    Establecer mecanismos de articulación (interoperabilidad)
entre las instituciones de gobierno en torno a las nuevas
tecnologías para la entrega de servicios públicos, fortaleciendo las
unidades de tecnología e información en las distintas
dependencias.
 
En fin, se hace necesario que las autoridades se aboquen, en lo
inmediato, a la formulación de un plan que permita ofrecer
respuestas operativas, generando innovaciones en materia de
gobernanza que puedan ayudar a las instituciones proveedoras de
servicios públicos a retomar los niveles de calidad en la prestación de
estos al ciudadano.